Inicio > Business Development, Gestión Comercial, Management > Señor Director, el proyecto ha finalizado.

Señor Director, el proyecto ha finalizado.

Basta con que la persona que anuncia esta frase cambie la entonación para que pase de ser una afirmación a una dubitativa pregunta. Dentro de una corporación, dependerá de a quien preguntemos por el ciclo de vida de un proyecto, para obtener respuestas de lo más diversas. Si preguntásemos a un ingeniero sobre el fin de su proyecto, no quepa duda que casi con total seguridad, éste viene determinado por el fin de obra y trabajo acabado, pero si empezamos a indagar dentro de una empresa, podríamos plantearle la misma pregunta a un Project Manager, y posiblemente la respuesta sería que el proyecto finalizó cuando se entregó el Certificado o Reporte a cliente.

He mantenido en multitud de ocasiones esta conversación con personas que ocupan distintos puestos en distintas organizaciones. En la mayoría de los casos las respuestas vienen siendo similares a las anteriormente expuestas, y solo cuando uno empieza a hablar con perfiles que tienden más hacia la división financiera, se empiezan a recibir respuestas con visión más amplia.

El agente comercial, en líneas generales, suele cegarse por los objetivos marcados, que en su mayoría vienen ligados a comisiones o bonus en relación a las ventas, bien respecto a BAII o al EBITDA de las cuentas de resultados anuales, es decir, su foco es la facturación. Esta es sin duda, de las respuestas que más me llama la atención por múltiples razones, en primer lugar por la volatilidad de los objetivos basados en cuentas de resultados y no en el Free Cash-Flow, y en segundo lugar, y este punto resulta dramático, en que meramente se centra en el beneficio, dejando totalmente abandonada la solvencia de la empresa. Esta perspectiva, sin duda ha sido el rejón de muerte de miles de empresas en la actual crisis financiera, hablaré de esto en un futuro post.

A medida que hemos ido sondeando los distintos perfiles, vemos como llegamos desde el punto técnico al concepto de facturación, pero aunque el contable de la empresa esté encantado con la emisión de las facturas, no se le pasará por alto al Director Financiero que una factura representa solo un derecho de cobro, pero en definitiva no deja de ser una financiación hasta que la deuda no se salda. Si sumásemos a día de hoy la deuda vencida que soportan la mayoría de las empresas,  seríamos conscientes que existen más entidades financieras que entidades bancarias conocidas (de nuevo volvemos a la comentada solvencia).

Solo los más concienciados matienen que un proyecto se finaliza cuando transcurre la ejecución, certificación, factura y cobro, pero debo decir que esta definición es incorrecta, por tratarse de una definición incompleta. Un proyecto finaliza no solo cuando se ejecuta al completo y se cobra, sino cuando iniciamos un nuevo proyecto para el mismo cliente, entonces y solo entonces podemos dar por cerrado un proyecto.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: