Archivo

Archive for the ‘Finanzas’ Category

¿Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, o hemos obrado por encima de nuestra consciencia?

12 de octubre de 2012 1 comentario

Me resulta increíble cómo cuando algunos políticos trataban de ocultar la palabra “crisis“, todos nos empeñábamos en oírla en sus bocas, y como ahora estamos, el que menos, agotados de escuchar términos como crisis, prima de riesgo, rescate, deuda, y personalmente un tópico que me resulta desagradable, la ignorante frase: “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades“.

Nuestra sociedad se ha llenado de eruditos y expertos en finanzas, a los que se les llena la boca de estos conceptos que vomitan sin tener conocimiento de los elementos que los integran, de su origen y lo que es peor, de sus consecuencias.

Me niego de manera taxativa a aceptar la frase comentada, “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades“, porque no es cierta. Hemos vivido dentro de las posibilidades que la sociedad, y en especial la estructura financiera nos ha permitido. No podemos culpar más que de inconscientes, a aquellos que se encontraban dentro de la burbuja, con unas remuneraciones indecentes (con beneficio en sus casas, pero con poca solvencia a medio plazo), nuevos ricos se creían y estaban ávidos de coches deportivos, grandes casas, áticos y chalets, que si hubiesen sido sensatos y sobre todo humildes, no cabe en la cabeza la sostenibilidad de tal crecimiento, no son culpables, pero que tampoco se hagan las víctimas, han sido solo los peones que cubrían la maniobra de enroque en este tablero de ajedrez financiero.

Las que si que han vivido por encima de sus posibilidades han sido las entidades financieras. El sistema bancario fue el más grande de los inconscientes, este sí es un claro culpable. Cabe recordar que no estamos en crisis económica, sino financiera. La banca, tomó sus balances, e incautos y avariciosos se apalancaron, inflamaron sus balances, sí, no los inflaron, los inflamaron de enfermedad, concediendo créditos sin apenas análisis de riesgo, permitiendo que sus NOF estuvieran desbordadas, equilibrando con unos ficticios Fondos de Maniobra que obtenían con un bajo interés interbancario, con deuda y más deuda… un caudal de dinero que en el activo entraba por clientes, y en el pasivo salía a deuda, y sobre todo a beneficios… señores banqueros, de veras creían que era un modelo sostenible?, el riesgo de la operación estaba claro, solo era cuestión de tiempo.

A día de hoy, se trata de combatir la palabra crisis con la palabra optimismo, pero cual caudal de afluente busca un río mayor al que desembocar, the new topic es la palabra rescate. España tiene que ser rescatada!! (con esta frase estoy de acuerdo, siempre que haya una intervención explicita que permita sanear el sistema político y aligerarlo de carga). El significado de esta expresión no es más que los bancos españoles deben ser rescatados, la razón, simple, se les cortó el grifo, es decir, sus clientes no tienen para pagar, y el embargo de esas hipotecas ultravalorizadas, no tienen el valor real para mantener la hinchazón de sus activos, consecuencia, hay que ajustar el balance, lo que significa, reducir beneficio, con lo que toca empezar a sentir las perdidas. Se acabaron los créditos a las empresas y se inicia la desaceleración y es momento de recesión, con unos precios subiendo de manera continuada por mantener una economía herida y amedrentada aún más por una cruel subida de impuestos, que para colmo de males no retornan a la sociedad en infraestructuras, sino que salen al exterior para devolver la deuda, estamos en peligro de entrar en una espiral de estanflación.

Una empresa puede morir, ser liquidada, y mi pregunta es, ¿pero los bancos no son empresas privadas?, hágase cada cual reflexión sobre esto.

El mundo económico-financiero es cíclico  y la humanidad es miope, miope de gafas de culo de vaso, miremos solo el último siglo y nos daremos cuenta que no hay crecimiento económico a ritmo acelerado eterno, y cuando el periodo de crecimiento se extiende más de lo debido, el sistema se reconduce a su ciclo mediante una Guerra (véanse las variables macro-económicas previas a la Primera y Segunda Guerra Mundial). A día de hoy es difícil de concebir cañonazos, aviones y sirenas en el actual mundo Occidental, pero como en cualquier guerra, la tasa de pobreza aumenta y ya pueden verse familias que pasan hambre, no sé si nos encontramos en lo que algunos llaman una Guerra Financiera, pero el panorama es al menos inquietante.

En esta ocasión no pude evitar salir de la línea del blog, aunque creo que la ocasión lo merece, como dicen los “eruditos”: “con la que está cayendo ahí fuera“…

Anuncios